Solidaridad mundial, responsabilidad compartida

Solidaridad mundial, responsabilidad compartida

La conmemoración del Día Mundial por la lucha contra el VIH / SIDA transmite la esperanza unánime de que el mundo pueda poner fin al VIH / SIDA. Esta esperanza se fundamenta en los significativos progresos realizados en la prevención de nuevas infecciones y complicaciones y en el aumento del acceso de las personas que conviven con VIH / SIDA por un tratamiento, atención y apoyo oportuno.

Las comunidades marcan realmente la diferencia pues desempeñan un papel primordial cuando las personas ayudan a otras a reivindicar sus derechos y promueven el acceso sin estigma a los servicios de salud y servicios sociales. Aquellas personas que se aseguran de que los servicios lleguen a los grupos más vulnerables y marginados y ejercen presión para modificar las leyes discriminatorias, leyes que hasta el momento solo nos dejan con desafíos que afrontar, leyes que solo han  retrasado el avance de la lucha contra el VIH / SIDA.

Comprometámonos todos a proteger los derechos humanos de las personas que conviven con VIH / SIDA. No solo derecho al trabajo, que no es solo un derecho, sino parte integral del tratamiento.

¡Apoyemos campañas ahora! Cuando el diagnóstico oportuno y el acceso al tratamiento hacen posible que millones de personas que conviven con VIH en todo el mundo sigan trabajando y tengan una expectativa, calidad y calidez de vida al igual que una persona que no convive con VIH / SIDA.

Ahora más que nunca, debemos aprovechar y agradecer el papel de las organizaciones de base comunitaria que actúan a favor de la gente, prestan servicios relacionados con el VIH / SIDA, defienden los derechos humanos y brindan apoyo.

Recordamos y honramos a todxs lxs héroes que luchan y lucharon contra el VIH / SIDA. Fueron ellxs quienes desafiaron el silencio e hicieron retumbar las voces de los más vulnerables. Sin embargo, por sólidas que resulten, las infinitas contribuciones realizadas por organizaciones sin fines de lucro o  por muchos otros, nunca podrán reemplazar la responsabilidad de los Gobiernos.

Esta es una iniciativa que se realiza gracias a la Oficina de Población, Refugiados y Migración y a la Embajada de los Estados Unidos en Ecuador. Trabajamos con CARE Ecuador y Fundación Alas de Colibrí en el Proyecto Protección Multisectorial ante la Crisis Humanitaria – Fase II.

4 comentarios

  1. Francisco Elizalde dice:

    Es imprescindible eliminar los estigmas del VIH, como muy acertadamente refiere este artículo el trabajo y la inclusión son una parte fundamental del tratamiento. Les felicito por su gran labor. Éxito.

  2. Francisco Elizalde dice:

    Es imprescindible eliminar los estigmas del VIH, como muy acertadamente refiere este artículo el trabajo y la inclusión son una parte fundamental del tratamiento. Les felicito por su gran labor. Éxito..

  3. Eddie Vera dice:

    Excelente contenido. ¡A seguir marcando positivamente la vida de las y los demás!

  4. Jacquelin Rodríguez dice:

    El papel de las organizaciones , junto al apoyo familiar, de amistades, incluso de la comunidad entera es crucial para poder deshinibirnos de prejuicios que todavía hay en la actualidad.
    Muchas gracias por esta noble labor..
    Mi enhorabuena y éxitos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diálogo Diverso